Make your own free website on Tripod.com
Una Nueva Raza esta Emergiendo -III
NIÑOS INDIGO

Por: Lic Isabel Stellling

Hay un hecho que sorprende a padres y educadores y es que están naciendo cerca de ellos, niños súper inteligentes, pero con una conducta que trae de cabeza a los especialistas y muy preocupados a los padres que se ven sorprendidos, cada vez mas, por la forma inusual de comportamiento que expresan estas criaturas.

stellingisabel@net-uno.net


Estos niños extraordinarios o Súper-niños, llamados los Niños de la Vibración de Cristal o los Niños del Milenio y que conforman una nueva raza en el planeta, fueron denominados Niños Índigo por la escritora norteamericana Nancy Ann Tappe, debido al color índigo o azul añil de su aura, color nuevo en el aura de los seres humanos o más bien muy raro en el pasado.


Lo que más preocupa a los padres es que estos niños, les oponen resistencia, actúan como niños rebeldes y no acatan sus órdenes. Es común escuchar a una madre desesperada, frases como: No encuentro que hacer contigo.


Quizás usted, amigo lector, pueda recordar que alguna vez alguien le dijo Este muchacho le da fiebre a la quinina y que usted, cuando interactúa con un niño índigo, se recuerde a sí mismo como el niño desobediente y terco que una vez fue.


Pero reconozca que todavía la desobediencia y terquedad le acompañan y eso le dificulta interactuar con su hijo que lo hace actúa de forma más desobediente y terca que usted.


Hoy por hoy algunos padres y educadores se ensañan seriamente en querer cambiar y someter a estos niños y recurren al dicho popular: sino es por las buenas es por las malas, total yo soy tu padre. Pero ya este patrón no rige y es totalmente inapropiado. Pegarle al niño con el cuento de que una nalgadita oportuna no hace daño ocasiona heridas emocionales y es tan doloroso como una fuerte paliza o como agredirlos verbalmente. Percátese de que usted lo hace desde su rabia y que está repitiendo el patrón con el cual usted fue manipulado.


Los niños índigo no están dispuestos a ser obedientes, porque ellos no aceptan imposiciones, pero si se muestran dispuestos a conciliar acuerdos, siempre y cuando nuestras explicaciones sean razonables y entendidas por ellos. Esto no es una situación fácil porque estamos ubicados en paradigmas muy diferentes y hasta opuestos. Generalmente ellos son más felices en la guardería y en la escuela, quizás porque son conducidos por manos expertas y en un ambiente de mas libertad del que viven en sus hogares y porque se desenvuelven con otros niños índigo.


Numerosos niños, hoy en día, permanecen mucho tiempo en hogares de espacios muy reducidos, sin contacto con la naturaleza y además encerrados y con poca comunicación. Este es el ambiente más inadecuado para un niño y mucho mas para un Niño Índigo. Por razones de su excesiva inquietud a los niños índigo se les califica de hiperactivos o son diagnosticados, equivocadamente, de que sufren de Desorden de Hiperactividad- DDHA. Este diagnóstico se hace sobre la base de una observación muy subjetiva de sus padres y maestros pero en la mayoría de los casos no se encuentra un factor neurobiológico causante de su conducta. En consecuencia son tratados en forma inapropiada administrándoles drogas, algunas de las cuales producen adicción. De esta manera solo se logra enmascarar la situación real, por lo que el problema sigue sin resolver.


Los niños índigo generalmente tiene respuestas de hiperactividad y también de distracción, cuando se les obliga hacer cosas en las que ellos no están interesados. Estos niños funcionan bien en un ambiente menos rígido, no autoritario, en el cual se les permita escoger sus actividades y aprender a través de movimientos donde utilicen todo su cuerpo y muy especialmente sus manos. Esto es debido a que los niños índigo tienden a aprender y a percibir el mundo, como los ciegos, a través del tacto, sentido que tienen desarrollado mas allá de lo común. Su cerebro no procesa información a cabalidad, a través de la vista o del oído, porque los índigo son niños táctiles y si ese factor no es tomado en cuenta, entonces ellos pueden presentar problemas de aprendizaje. Esta característica se resalta al alcanzar los 7 u 8 años, cuando comienzan a presentar dificultades para escribir correctamente sus tareas. A ellos les resulta problemático adaptarse al viejo sistema educativo de ponerse de pie para leer al grupo o escribir en la pizarra, pero contradictoriamente les encanta expresar su creatividad cantando y bailando ante un público.


Esta es la razón del fenómeno Shakira, la famosa cantante colombiana, cuyos discos son muy populares entre los niños índigo de cualquier edad. Observen como especialmente las niñas la imitan espontáneamente y con mucha facilidad mientras se divierten un mundo. Sin duda que Shakira es una joven índigo.

Los niños índigo son nuestro futuro.

Si tienes un comentario, si quieres realizar una pregunta sobre este artículo, si quieres compartir tus experiencias, la dirección de otra pagina u otros artículos, escríbenos indicándonos: tus nombres y apellidos, profesión u oficio, ciudad y país donde resides.

Carlos Oñates Nuñez